fbpx

JOSEFINA LEMA


Nacion: Kichwa

Es importante que los jóvenes estén siempre en contacto con la Pachamama, con Madre naturaleza y Madre tierra

 

Mama Josefina Lema, nació en las montañas de los Andes, en la comunidad de Mojandita- Abelino Dávila. Es una mujer medicina, líder del movimiento indígena de la provincia de Imbabura del pueblo de Otavalo.

La fortaleza de Josefina es el cuidado de la Pachamama, el cuidado entre mujeres y de los seres humanos desde la aplicación de la medicina ancestral, conocimiento que adquirió de sus mayores.

Josefina desde que tenía 12 años  comenzó a participar en la organización indígena provincial, en lugar de ir a la escuela, a los 15 años fue nombrada  vicepresidenta de la comunidad de Mojandita. Fue coordinadora de mujeres de la organización provincial FICI, luego entró como presidenta de la Unión de Comunidades Indígenas Eugenio Espejo durante ocho períodos.

Entre los años 80s – 90s, empezó a participar en la política, organizando clandestinamente a sus compañeros y planificando la ocupación de la hacienda y recuperar la propiedad de la tierra que les pertenecía y que estaba en manos de colonos explotadores. Josefina no solo organizó a su familia y comunidad, sino que durante este proceso logró la recuperación de 3 enormes haciendas: San Francisco de Cajas, que es donde nació, luchó y vive actualmente, y las otras 2 son la cooperativa Justicia Social y San Clemente  en donde se mantenía esclavizada a centenas de familias indígenas, que trabajaban sin sueldo para los patrones. Resultado de esta lucha lograron liberar a más de mil hectáreas de tierra y alrededor de 500 familias.

Durante los últimos años ha participado como representante de la mujer de sabiduría o “yachag”, en diversos eventos internacionales y encuentros de pueblos indígenas alrededor del mundo.

Actualmente Mama Josefina vive en su comunidad y junto a otras mujeres practica la medicina tradicional y mantiene una organización para promover el conocimiento ancestral. Fue condecorada por el movimiento indígena de Ecuador por su importante rol histórico en la lucha por los derechos de los pueblos indígenas nacional y global.

Josefina, siguiendo la tradición de sus ancestros, continúa haciendo ofrendas rituales a la Madre Tierra para agradecer la generosidad y fertilidad para lograr cultivos y alimentarse. En la actualidad  está concentrada en el ejercicio de la medicina ancestral para cuidar la salud de las comunidades indígenas y la Pachamama.